Viajar con tu mejor amigo

noviembre 26, 2020 Onyx

Actualmente encontramos mayores facilidades y alternativas a la hora de organizar y disfrutar de la compañía de nuestro perro durante nuestros viajes. Es importante planificar con antelación para evitar sorpresas, conocer la documentación necesaria que debes llevar, estar al día con las vacunas, otra información básica o situaciones que puedes encontrarte. Es importante también conocer bien a tu perro, respetar todo lo que puedas sus costumbres aunque esté lejos de casa, a fin de evitar lo máximo posible comportamientos negativos.

Lo primero a tener en cuenta es la documentación e información antes de viajar:

  • Pasaporte para Animales de Compañía para viajar por Europa.
  • Certificado Sanitario, expedido por un veterinario que certifica la buena salud del animal.
  • Tener al animal identificado con microchip.
  • Cartilla de vacunación actualizada. La vacuna de la rabia es obligatoria en la mayoría de comunidades autónomas (excepto Asturias, Cataluña, País Vasco y Galicia), y fuera de España.
  • Desparasitación completa, interna y externa.
  • Informarnos acerca de la normativa del país de destino para evitar sorpresas.

¿Cómo viajar?

En este punto, deberíamos tener en cuenta el carácter del perro y sus costumbres, como él vaya a sentirse más cómodo a fin de evitar situaciones estresantes.

 

  • En coche: según el Boletín Oficial del Estado sobre el Reglamento General de Circulación, Articulo 18.1, “el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos”
    Además, la sanción por no respetar la normativa puede ascender a 200 €.
    En la web de la DGT podemos encontrar las formas más seguras de transportar a nuestro perro, en base a un estudio realizado, en el cual se concluye que la mejor forma de llevar mascotas, si éstas son pequeñas, es en su transportín en el suelo del vehículo. Si la mascota es grande, lo mejor es colocar el transportín en el maletero en posición transversal a la dirección de la marcha. Preferible en este caso, para mayor seguridad, combinar este sistema con la rejilla divisoria.

  • En tren: en los trenes de cercanías está permitido el transporte de un animal por persona sin límite de peso, sujetos con correa y en el caso de los perros, con bozal. Viajan gratis sin necesidad de billete. Ahora bien, en Ave, Larga Distancia, Avant y Media Distancia, no deben pesar más de 10 kg, siempre dentro de su transportín y máximo uno por persona. El billete es gratuito si viajas en clase Preferente, cama Preferente o Gran Clase o Asiento Gran Confort. Si no, el coste del billete será un 25% del precio en clase Turista o en clase Turista+. Los perros guía y de asistencia pueden viajar de forma gratuita y sin limitaciones.

  • En avión: antes de tomar esta decisión, sería recomendable informarse de las condiciones de transporte de la aerolínea, no todas aceptan mascotas, además de la normativa del país de destino. Hay que tener en cuenta lo siguiente:
  1. Los animales deben ir en un trasportín que cumpla con la normativa IATA, además, los perros de raza grande o PPP, deben llevar bozal.
  2. Dependiendo del tamaño, la compañía y su normativa, pueden ir en cabina o en bodega. Generalmente, los perro menores de 8kg pueden viajar en cabina. Es un punto a tener en cuenta, puesto que en la bodega, las condiciones no serán las más cómodas y agradables para el perro, la temperatura puede oscilar de 10º a 25º. Al despegar o aterrizar pueden sufrir golpes, mareos o asustarse por los ruidos. Todo ello puede suponer un gran estrés en el animal, que estará separado de ti y no tendrás forma de saber si está bien.
  3. El precio del billete de avión para tu perro será en función de su peso más el del transportín, lo cual puede suponer un coste superior al de tu propio billete. Siempre será más sencillo si el perro es pequeño y puedes controlarlo en la cabina, contigo, y si se trata de un viaje corto.

Preguntas más habituales

Asimismo, en la web del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación podemos encontrar las respuestas a las dudas más habituales que nos pueden surgir en estas situaciones.

Por último, no debemos olvidar que nuestros animales también necesitan su equipaje y, como en nuestro caso, también puede variar en función del destino elegido. Algunos aspectos a tener en cuenta, podrían ser los siguientes:

  • Alimentación: los bebederos y comederos portátiles, incluso plegables, pueden agilizar la alimentación de nuestros animales.
  • Actividades: en función de las actividades que se vayan a realizar, puede ser útil una bolsa para cargar el animal si no puede seguir nuestro ritmo, una correa específica o incluso calzado de neopreno para no dañarse las almohadillas.
  • Entorno: en determinados entornos, será necesario disponer de accesorios reflectantes para distinguir el animal así como elementos salvavidas, en caso de situarnos cerca de ríos, o gafas de sol para proteger sus ojos.
  • Salud: también resultará útil tener localizado un veterinario cerca de nuestro destino, por si nuestro animal sufre algún contratiempo.

Con toda esta completa información, te animamos a que vivas tu momento de felicidad, sin ninguna preocupación, con tu querido compañero y amigo de viaje.

Nuestros clientes opinan