¿Tienes alergia a los ácaros? Consejos para evitarlo

septiembre 4, 2020 Salud

Las alergias se multiplican al llegar el otoño y, aunque todavía nos quedan semanas veraniegas que disfrutar, no está de más prevenir ante estas posibles adversidades. ¿Te suenan los ácaros del polvo? Son pequeños arácnidos invisibles al ojo humano que se encuentran en gran cantidad en colchones y almohadas, así como en otros lugares de los hogares: alfombras, moquetas, tapicerías…

Estos insectos viven en zonas costeras en general, dadas las condiciones de temperaturas cálidas y un alto grado de humedad. A continuación, te ofrecemos algunos apuntes de prevención en caso de que seas alérgico/a.

Medidas de control ambiental

– Prescindir en la medida de lo posible de elementos que acumulen polvo como peluches, moquetas o alfombras.

– Utilizar un paño húmedo para eliminar el polvo.

– Ventilar y airear bien la casa, en especial el dormitorio.

– Lavar la ropa de cama dos veces por semana, usando el agua a 60 °C. Usar mantas y colchas sintéticas que puedan lavarse con facilidad.

– Pueden usarse productos acaricidas para ropa de cama y suelos.

– Aspirar los muebles y las persianas al menos una vez por semana.

– Usar ropa de cama antialérgica en las camas y los colchones.

– Activar el aire acondicionado con el clima cálido para que la humedad dentro del hogar no supere el 50 %.

Síntomas y tratamiento

Los síntomas habituales de esta alergia suelen ser de tipo respiratorio, sin embargo, podrían llegar a darse erupciones de color rojo alrededor del cuello.

La mejor forma de prevención es seguir las medidas de control ambiental anteriormente descritas, evitando los ácaros y combinando esto con medicamentos antihistamínicos, corticoides o salbutamol.

Desmontando falsas creencias

Hay instalados algunos mitos acerca de este tipo de alergia que conviene desmentir:

Las alergias no se curan. Es común creer que una vez que aparece la alergia es imposible curarla, razón por la cual suponen que deberán soportar sus ataques de forma crónica durante su vida. Afortunadamente, hoy en día esto no es así ya que los alergólogos disponen de tratamientos eficaces para controlar los síntomas, evitar la evolución de la enfermedad e incluso disminuir la sensibilización existente, como es el caso de la inmunoterapia o vacunas para la alergia.

– El polvo que viene de la calle y el que se produce en las obras también causan alergia a los ácaros. Para que los ácaros puedan sobrevivir necesitan unas condiciones de vida especiales: ni sol ni sequedad. La temperatura ha de rondar los 22 ºC y la humedad tiene que ser muy elevada (alrededor del 70 %). Prefieren sitios oscuros, cerrados y húmedos, por lo que solo sobreviven en el interior de las viviendas que tienen estas condiciones. No existen ácaros en el polvo de la calle, ni en el que se levanta en la arena ni en el de las obras.

–  Pese a desarrollar alergia a los ácaros se pueden tener animales de compañía en casa sin problemas. Es aconsejable no tener mascotas de pelo ni pluma en casa de una persona alérgica a los ácaros del polvo, ya que estos se alimentan de restos procedentes de humanos y de animales (escamas, pelo, etc.), lo cual ocasiona que la población de ácaros sea mayor mientras más personas y animales haya dentro de la vivienda.

Como ya te contamos en este artículo, la pandemia mundial del coronavirus ha elevado más la salud en el centro de nuestras vidas, reforzando nuestras precauciones ante todo tipo de fenómenos externos que puedan debilitarnos. Ante cualquier imprevisto, siempre puedes contar con el seguro, que vela por tu seguridad y tranquilidad para que sigas disfrutando de tus quehaceres diarios. Tanto en Onyx como en MGS estamos dispuestos a ayudarte.

Nuestros clientes opinan