¿Qué implica la movilidad urbana sostenible?

junio 18, 2020 MotorSalud

La pandemia global del COVID-19 ha sacado a relucir la movilidad urbana sostenible como un eje clave del futuro de las urbes, sobre todo las que cuentan con ratios más elevadas de población. La idea de movilidad urbana sostenible nace de la preocupación por los problemas medioambientales y sociales ocasionados durante la segunda mitad del siglo XX debido a un modelo de transporte urbano basado en el coche privado. Los inconvenientes de este modelo, entre los que destacan la contaminación del aire, el consumo excesivo de energía, los efectos sobre la salud de la población o la saturación de las vías de circulación, han provocado una voluntad colectiva por encontrar alternativas que ayuden a paliar sus efectos negativos y a idear un nuevo modelo de ciudad sostenible. A continuación, os detallamos algunos ejemplos de actualidad:

Coche eléctrico

Entre las ventajas en el uso de este tipo de automóviles podemos destacar su mayor respeto por el medio ambiente, ya que provoca una menor contaminación acústica frente al coche de gasolina. Además, su motor simple evita averías de gravedad, proporcionando mayor fiabilidad; en general implica un consumo diario más bajo y puede circular libremente por las ciudades sin temor a restricciones medioambientales.

Patinete eléctrico

Varios meses atrás te contamos las novedades acerca de la falta de normativa existente sobre movilidad en los patinetes eléctricos. Este medio de transporte cada vez va ganando más notoriedad. ¿Qué ventajas tiene? Con él, puedes olvidarte de los tediosos atascos, dedicando más tiempo a tus quehaceres diarios. Es práctico en el uso y a la hora de guardarlo, y es que puedes llegar con el patinete desde tu casa hasta el destino final y combinarlo con otros transportes. Además, siempre puede usarse en caso de activarse el protocolo anticontaminación presente en gran parte de las ciudades españolas.

Bicicleta eléctrica

Este medio de transporte no emite ningún tipo de gas que perjudique al medio ambiente, por lo tanto, se convierte en una alternativa sostenible para, además de hacer ejercicio, desplazarte pedaleando hacia un destino recurrente como el lugar de trabajo. El bajo consumo de las baterías es otra de las ventajas que encontramos, sumando la facilidad para retirarlas de la bicicleta.

Moto eléctrica

Por último, contamos con la moto eléctrica como alternativa a la moto de combustión, destacando el ahorro en combustible como una de sus mayores fortalezas. Como ya se ha comentado anteriormente, este tipo de vehículo tampoco emite gases contaminantes ni ruido, además de contar con hasta el 100 % de bonificaciones en pago de impuestos de matriculación y circulación por parte de las administraciones públicas. Hace unos días conocimos que el modelo S02 de la marca española de scooters eléctricas Silence era la moto más vendida en nuestro país, por delante de todas las de gasolina, hasta mayo del presente año.

En noviembre de 2018 MGS Seguros, matriz de Onyx Seguros, adquirió el 2 % de las acciones de Silence. Desde MGS y Onyx queremos dar la enhorabuena a Silence por esta noticia tan positiva, con la confianza de seguir colaborando entre ambas compañías y la apuesta firme por una movilidad urbana sostenible de calidad.

Por último, creemos que todas las soluciones descritas son deseables al ser respetuosas con el medio ambiente y, por tanto, sostenibles.  La elección de una u otra solución dependerá de las necesidades específicas de cada persona, y, sin duda, hay una solución adecuada para mejorar la movilidad de cada uno de nosotros con sostenibilidad.

Nuestros clientes opinan