Hábitos que te impiden ahorrar

mayo 28, 2020 Hogar

En épocas de crisis como la actual el ahorro cobra especial relevancia para las familias. Si crees que tu capacidad de ahorrar se ha visto ya reducida, un cambio de hábitos puede ayudarte a equilibrar la balanza a final de mes. A continuación, te explicamos algunos ejemplos que impiden gastar menos de lo necesario.

Adquirir más productos de los necesarios

Sabemos que la limpieza doméstica es una fuente de gastos fija. Si nos paramos a leer las instrucciones de cada producto, veremos cómo normalmente la unidad de medida es un tapón. Si el fabricante nos indica que es la cantidad adecuada, habría que hacer caso, en vez de usar más. Piensa que así ahorras en detergentes, lavavajillas, suavizantes y demás productos del hogar. Sin duda, lo notarás a final de mes.

Desaprovechar las persianas

Ahora que se acerca el verano y aumentarán las temperaturas, es una buena opción dejar las persianas bajadas en las horas más calurosas del día, sobre todo si no vamos a estar en casa. De noche, podemos subirlas para que nuestro hogar no esté tan caldeado. En invierno, todo lo contrario: aprovechemos las horas de luz para subir las persianas y que la casa se caldee un poco.

Usar el coche en exceso

Si debes desplazarte fuera de la ciudad por motivos laborales, es razonable el uso diario del automóvil. Sin embargo, en ciudad, el transporte público puede ser una buena alternativa para ahorrar en carburante. Si tienes una bicicleta, además de ahorrar gasolina, podrás ejercitarte y no contaminar al mismo tiempo.

Malgastar el agua

Por un lado, tenemos que hablar del gasto que hacemos con el agua sin darnos cuenta. Algo habitual es dejar el grifo abierto mientras nos lavamos los dientes. También encender la ducha un poco antes de meterte en ella para que salga el agua caliente. En el primer caso, se soluciona apagando el grifo. En el segundo caso, hay sistemas de grifería, como los termostáticos, que te permitirán dejar una temperatura constante.

Apagar incorrectamente los aparatos electrónicos

Hay aparatos que, por sus características, deben estar siempre enchufados, como la nevera. No obstante, muchos otros no necesitan estar conectados a la corriente. Aun así, pocas veces caemos en este detalle y, mientras están encendidos, siguen gastando. La verdad es que la pereza o desidia hacen que dejemos todo tipo de electrodomésticos encendidos durante largos periodos de tiempo. Un craso error si lo que pretendemos es no gastar.

Regular mal la temperatura

Este problema puede dar más de un quebradero de cabeza, sobre todo durante los meses con temperaturas más altas y bajas. Es decir, usando la calefacción y el aire acondicionado. Los sistemas centralizados permiten que podamos regular, programar e incluso zonificar la temperatura. Si no nos encontramos en una habitación, estos sistemas centrales por conductos pueden apagarse en la misma.

Dejar de pagar por cosas que no usas

Le pasa a la mayoría de gente. Ya sea alguna suscripción de telefonía móvil o de plataformas para ver series o películas que están abandonadas en cuanto a uso, si haces cuentas a finales de mes o de año puedes descubrir que no salen a cuenta. Esta es otra forma de ahorrar en tiempos en los que tenemos muchas alternativas de ocio para elegir, pero no siempre lo hacemos con racionalidad.

Desde Onyx Seguros esperamos que estos consejos te ayuden a poder ahorrar más en tu día a día y, seguramente, mientras lees te darás cuenta de otros detalles que suelen pasar desapercibidos.

Nuestros clientes opinan