Consejos para disfrutar el día a día

febrero 11, 2021 Salud

consejos día a día metro

La pandemia del coronavirus se está alargando más de lo esperado. La primera ola generó preocupación, incertidumbre, miedo e inseguridad. No se sabía exactamente a qué nos estábamos enfrentando. El confinamiento domiciliario y trabajar desde casa, al principio, hasta podía apetecer, pero cuando pasaban los días y no se veía el final del túnel, nos empezamos a inquietar.

Pasó un tiempo y parecía que se estabilizaba la situación. No podíamos decir que estábamos bien, pero por lo menos ya no era tan grave. Y entonces llegó la segunda ola y recientemente ha llegado la tercera, con nuevas restricciones y medidas: reuniones de no más de seis personas, confinamiento municipal, horarios muy limitados del comercio… Es lógico que estas medidas tan cambiantes le provoquen al ser humano estrés y ansiedad. A veces buscamos la paz en lo que externamente podemos hacer y no nos damos cuenta de que la tenemos que buscar en nuestro interior. Aquí te exponemos varios tips que te pueden ayudar a afrontar, con serenidad interior, esta tormenta exterior:

consejos día a día noticias

Evitar la sobrecarga informativa. Lo que estamos viviendo es una situación que no habíamos vivido antes. Parece que cada día hay nuevos descubrimientos, pero también hay nuevas restricciones y nuevos contagios. Los medios de comunicación se dedican, en su mayor parte, a informar sobre este tema, y, como todo en la vida, cuando existe una sobreinformación, uno puede llegar a obsesionarse. Por ello es recomendable poner un filtro a todas las noticias ya que, en lugar de informarte, pueden provocar una mayor preocupación.

consejos día a día ayuda

Pensar más en la gente que tenemos alrededor. Si uno se siente inquieto, probablemente la gente con la que se relacione tendrá un efecto de mimetismo. A veces los problemas se agrandan porque pensamos demasiado en ellos. Quizá te pueda ayudar pensar un poco más en los demás: ¿qué puede necesitar de mí? ¿cómo le puedo sorprender? No hacen falta grandes cosas, sino que es cuestión de detalles: una llamada a un amigo para saber cómo se encuentra, una visita sorpresa a un familiar (siempre respetando las medidas de seguridad), preparar una cena con gusto… o mil ejemplos más para sorprender a los nuestros y ayudarles a descansar un poco.

Realizar tareas placenteras. Cuando estamos preocupados por alguna cosa es lógico el pensamiento sin control. Pero como hemos dicho, los problemas, si pensamos demasiado en ellos, se agrandan. Es muy bueno que contemos nuestras inquietudes a alguna persona con la que tengamos confianza, así parece que cuando lo contamos, parte del problema se ha marchado. Y que a la vez hagamos cosas que nos gusten, que nos distraigan, para no tener puestas nuestras miras siempre en el problema, sino en la solución.

Valorar  y agradecer. La felicidad es a lo que todos aspiramos. Hay personas que buscan la felicidad, otras la crean. La crean porque saben valorar y disfrutar con lo que tienen. Otras sin embargo se estancan en la queja, en sueños, en falsos idealismos: ¡Ojalá tuviera más dinero!; ¡ojalá fuera mayor!; ¡ojalá fuera joven! Apreciar lo que realmente tenemos y valorar cada momento, aprender a decir gracias: estos son los pasos previos para crear la felicidad.

consejos día a día sonrisa

Sonreír, ser amable. Las personas que sonríen atraen mucho y la vida se hace más llevadera. Cada uno es dueño de su vida y puede decidir como afrontarla: con ánimo o sin él. No es cuestión de carácter o de temperamento, es cuestión de lucha personal.

Perdonar y pedir perdón. El ser humano es muy complejo y muchas veces comete errores. Equivocarnos no nos gusta, y mucho menos ofender. Pero a veces hay malentendidos y podemos llegar a provocarlos. Es por ello que es muy necesario entrenarnos en saber pedir perdón y perdonar con rapidez, para no adentrarnos en situaciones complejas cuando en realidad son simples. La comunicación es positiva, manifestar lo que se siente, pero una vez hecho este ejercicio, es preferible cerrar el capítulo y volver a empezar, intentando comprender a la otra persona y pensando que lo más importante es que, lo que haya pasado, sirva para reforzar los lazos de amistad.

Estos son algunos ejemplos prácticos que te pueden ayudar en tu día a día, que no son fáciles, tampoco difíciles, pero que poco a poco puedes ir poniendo en práctica y así, en lugar de estar dominado por el miedo y la incertidumbre, serás tú el dueño de tu vida. No queremos dejar de mencionar que los hábitos de vida saludables (comer saludable, dormir las horas necesarias, hacer deporte etc.) se complementan mucho a estos tips anteriormente mencionados. Así que… ¡ánimo! que el tiempo es oro y hay que mucho que hacer!

Nuestros clientes opinan