Cómo bajar la temperatura del coche en verano y mantenerlo fresco

julio 31, 2018 MotorOnyx

 

¿Conoces la sensación de entrar en el coche después de haber estado aparcado a pleno sol un día de verano? Los cinturones y el volante queman, y la temperatura es tan alta que casi no se puede ni respirar. Las temperaturas elevadas en el coche pueden ser tan desagradables como peligrosas y, por ello, desde Onyx Seguros ponemos a tu disposición una serie de trucos y consejos que te ayudarán a bajar la temperatura para conseguir el clima ideal para conducir.

 

Asegúrate de que el sistema de aire acondicionado funciona

Aunque pueda parecer algo muy básico, es importante comprobar que el sistema de climatización de nuestro coche está operativo ya que, puede que llevemos un tiempo sin utilizarlo.

Asegúrate también de que los filtros de aire estén limpios: con el tiempo se pueden haber acumulado partículas que eviten que funcione al 100% o que puedan causar mal olor al encenderlo.

 

Presta atención al lugar donde aparcas

No siempre es posible encontrar un aparcamiento cubierto pero, dentro de lo posible, es muy recomendable buscar un espacio en la sombra. Si prestas atención a la dirección por dónde sale y se pone el Sol puedes incluso ver donde habrá una sombra en las horas siguientes.

Evitando que el Sol toque directamente el coche durante mucho rato, reducirás considerablemente la temperatura a la que lo encontrarás después, por lo que no subestimes el poder de poner un parasol en el parabrisas y filtros de luz en las ventanas.

 

Refresca el coche antes de ponerte en marcha

Conducir un coche a altas temperaturas no solo es incómodo sino también peligroso y, por ello, es importante conseguir disminuir la temperatura del interior del vehículo antes de usarlo.

Lo primero que debes hacer es vaciar el coche de aire caliente y dar paso al aire frío. Para ello, deja abiertas puertas y ventanas durante un rato. Pasado un rato, entra y pon en marcha el aire acondicionado para que la temperatura descienda.

Otra opción que puedes probar es la de un truco que se hizo viral por su sencillez y efectividad. Consiste en cerrar todas las puertas y ventanas del coche menos la ventana del copiloto y, a continuación, abrir y cerrar repetidamente la puerta del conductor. El movimiento de la puerta crea un flujo de aire que hace que el calor de dentro se vaya por la ventana abierta.

ONYX-MGS Blog Aire Condicionado

Y mientras conduces…Mantén el ambiente fresco

Una vez el volante haya dejado de arder y el interior de coche ya no parezca una sauna, conducir va a ser algo más factible.

Para mantener una temperatura interior cómoda es importante que, si tenemos el aire acondicionado encendido, mantengamos las ventanas bien cerradas. Aunque con el calor inicial puede costar un poco, con las ventanas cerradas al aire acondicionado hará su trabajo más rápido, y ahorrarás en combustible porque el coche será más aerodinámico.

Por último, evita conducir, dentro de lo posible, durante las horas en las que el Sol está más alto (de las 12 del mediodía a las 16h aproximadamente) e intenta mantenerte siempre hidratado llevando una botella de agua fría y bebiendo regularmente.

 

Si este verano planeas viajar por carretera, asegúrate de hacerlo de una forma segura y responsable. Para ello, Onyx Seguros te ofrece un seguro de automóvil completo y puedes calcular tu presupuesto en menos de un minuto haciendo clic aquí.

Nuestros clientes opinan